Información sobre la depresión posparto

Usted acaba de tener un bebé. Esperaba sentirse emocionada y feliz. En cambio, se pone a llorar sin motivo. Quizás le cueste hacer las actividades cotidianas. La mayor parte del tiempo se siente triste, cansada y desesperanzada. Hasta podría sentirse avergonzada o culpable. Pero lo que le está sucediendo no es culpa suya, y puede sentirse mejor. Hable con su proveedor de atención médica. Ellos podrán ayudarla.

Mujer que habla con un proveedor de atención médica en una sala de examen.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del ánimo que afecta su manera de pensar y de sentir. El síntoma más frecuente es un sentimiento de profunda tristeza. También podría causarle la sensación de que ya no puede lidiar con la vida. Otros síntomas:

  • Aumentar o perder mucho peso

  • Dormir demasiado o muy poco

  • Sensación de cansancio todo el tiempo

  • Sentirse inquieta

  • Llorar mucho

  • Tener muy poco o mucho apetito

  • Alejarse sus amigos y familiares

  • Tener dolores de cabeza, molestias y otros dolores o problemas estomacales que no se alivian

  • Sentirse enojada o furiosa

  • Tener miedo de querer herir al bebé

  • No tener interés por el bebé

  • Sentirse inútil o culpable

  • No encontrar placer en las cosas que solía gustarle hacer

  • Dificultades para pensar con claridad o tomar decisiones

  • Pensar sobre la muerte o el suicidio

La depresión después del parto

Tal vez sienta cansancio y ganas de llorar justo después de dar a luz. Estos sentimientos son normales. A veces se la llama tristeza posparto. Esta etapa melancólica generalmente pasa después de 1 a 2 semanas. Sin embargo, la depresión posparto (que significa “después del parto”) es mucho más persistente e intensa que la tristeza posparto. Puede hacerla sentir triste y desesperanzada. Quizás tenga miedo de que su bebé sufra algún daño y le inquiete no ser una buena madre.

¿Cuáles son las causas de la depresión posparto?

La causa exacta de la depresión postparto se desconoce. Se cree que los cambios de la estructura o la química del cerebro tienen mucho que ver con la depresión. Puede deberse a los cambios hormonales que suceden durante el parto y después. También puede deberse al cansancio que le causan las exigencias del bebé y el proceso de adaptación a su maternidad. Todos estos factores podrían deprimirla. En algunos casos, existe una predisposición genética a este tipo de depresión.

La depresión puede tratarse

Lo bueno es que hay muchas maneras de tratar la depresión postparto. Dé el primer paso para sentirse mejor hablando con su proveedor de atención médica.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica en los siguientes casos: 

  • Llora sin un motivo claro.

  • Tiene problemas para dormir, comer y tomar decisiones.

  • Duda si puede manejar el cuidado de un bebé.

  • Tiene sentimientos fuertes de tristeza, ansiedad o desesperación que le impiden hacer sus tareas diarias.

Más información

  • Instituto Nacional de la Salud Mental (National Institute of Mental Health), 866-615-6464, www.nimh.nih.gov

  • Alianza Nacional para la Enfermedad Mental (National Alliance on Mental Illness), 800-950-6264, www.nami.org

  • Salud Mental en Estados Unidos (Mental Health America), 800-969-6642, www.nmha.org

  • Línea nacional directa de prevención del suicidio (National Suicide Hotline), 800-SUICIDE (800-784-2433)

  • Red Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline), 800-273-8255, www.suicidepreventionlifeline.org

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.